logo
Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque.
+387648592568
info@elatedthemes.com
Eighth Avenue 487, New York
Instagram Feed
Search
Entradas
Platos fuertes
Postres
Bebidas
 

Blog

La tendencia gastronómica de la Alta Cocina fusión. Y la integración con la Cocina Tradicional Mexicana.

Una de las tendencias gastronómicas que mantiene una fuerte presencia dentro de la Alta de Cocina, es la Cocina fusión, su trayectoria está muy bien marcada dentro de los mejores platillos que se han servido durante décadas alrededor del mundo. La fusión tiene su data desde los primeros movimientos migratorios de diferentes grupos sociales, debido circunstancias que otrora estaban influenciados por razones geográficas, económicas, etc. Sin embargo su concepción como un concepto general dentro de la gastronomía surge en los años 70s, motivada por la creatividad de algunas comunidades, siendo el epicentro de esta concepción y donde se define el término formalmente, fue en los Estados Unidos de América, donde los chefs deseaban el asombro del comensal preparando platillos con contrastes entre occidente y oriente.

 

La Cocina Fusión ha estado en permanente evolución según la época y el aporte que le ha otorgado cada territorio, donde ha calado como una perfecta integración multicultural de sabores, teniendo tal impacto dentro del arte culinario que ha logrado despertar las creatividades de prodigiosos chefs de todo el mundo que han experimentado con su esencia, llevándola a posarse como un bastión en la Alta Cocina, donde sin duda alguna, permanecerá por mucho tiempo. Así mismo el fenómeno de la fusión culinaria ha llevado a la Cocina Tradicional Mexicana a integrarse  fielmente con la Alta Cocina, logrando unificar sus principales elementos autóctonos dentro de los platos más refinados incorporado a los en menús de aquellos opulentos restaurantes de alta cocina en toda la región, gracias a sus ricos y fuertes sabores que dan un sustento particular a todas estas mezclas de contornos. 

 

Es digno de conocer como el Mole tiene particularidades distintas según la provincia donde se prepare, en muchos casos podría considerarse que en cada comida mexicana hay una receta distinta de moles. Está presente en cada festividad en nuestra nación, es muy común encontrarlo  desde fiestas patronales, matrimonios, bautizos y otros eventos de cualquier índole festivo, en donde hagan parte la cocina criolla o la más refinada celebración con cocina alta fusión mexicana. El mole tiene una clasificación de calidad muy peculiar, aquel que tiene el mejor sabor se le otorga la alta más apreciación con la frase de “parece mole de pueblo” y  sin distingo alguno en cada evento en México es obligadamente acompañado de un buen mole.

 

De esta manera, los más elegantes y suculentos platillos que se ostentan dentro de la alta cocina fusión mexicana, tienen como especialidad el mole, al igual  que permanece presente siempre en las comidas familiares, eventos, comidas de negocios, veladas en pareja, celebraciones o en los mejores restaurantes de comida mexicana tradicional  y definitivamente, como recomendación del chef en los restaurantes de Alta cocina Mexicana, convirtiéndose un digno representante de la fusión culinaria. Por esto figura y sin ánimos de exagerar, como platillo principal en todos los menús de los restaurantes de comida de fusión, de comida tradicional, o de alta cocina mexicana, parece una tendencia motivada por sobradas razones, quedando muy claro que está fuera de cualquier singularidad étnica, ni es una mera coincidencia, simplemente es el ejemplo más representativo de como nuestra comida tradicional criolla forma ese enlace de mixtura con la muy reconocida y suntuosa alta cocina, que tiene a bien adornarse con nuestros platos autóctonos en una fusión magistral, digna de merecer cualquier galardón culinario.

 

La Alta Cocina Fusión está repleta de sabores, colores y olores que sólo México ha proporcionado como una carga de sensaciones dignas de degustar en un lugar propicio para este placer, donde podamos vivir la experiencia del comer con un buen ambiente familiar, saborear cada esencia de alta cocina  y la comida criolla mexicana en una fusión magnifica, en la comodidad de mesas al aire libre con la mejor terraza del Restaurante Agaves, donde podrá redescubrir los sabores de México.

 

Otros dignos representantes de la Cocina alta fusión mexicana son los adobos, con guardan una gran similitud con los curris de la India y otras naciones del Lejano Oriente. Estos adobos son muy usados para adornar de una manera muy especial, el sabor y color de los platillos de la Alta Cocina, así mismo desde hace centurias, han adornado las sensaciones de los platos de comida tradicional criolla mexicana. Actualmente están presentes en todos los hogares mexicanos, sin distingo de posición social o matiz económico, pero siempre acompañando las populares tortillas de maíz que parecen ser la especialidad predilecta de todos los días en cada cocina de México.

 

La tortilla de maíz por su parte también se ha integrado maravillosamente a estas fusiones culinarias de platos de cocina criolla tradicional con los opulentos platillos de la Alta Cocina, por lo que es muy común verla también posada muy refinadamente en los menús de los mejores restaurantes de Alta cocina Mexicana. Una particularidad en este plato, es que originalmente las tortillas de maíz se confeccionaban a mano y en la actualidad persiste esta tipo de elaboración, por lo que las cocinas de las casas en la alta alcurnia, mantienen este proceso como un lujo por el que pueden mantener las prodigiosas manos de cocineras mexicanas, con el don para para realizar estos platos y complacer a sus comensales del placer de comer tortillas de maíz hechas en casa.

 

Placer que se ve también en los mejores restaurantes en México, o en los hoteles 5 estrellas, en los que se dan la dicha de ofrecer el suculento platillo de las tortillas de maíz, como parte de los brunch’s   de domingo, adornando el buffet están las mismas manos de prodigio de esa señora “echando las tortillas” para que los comensales puedan degustar en compañía de algún otro platillo con un nombre nada mexicano.

 

Una práctica muy común en los eventos como los matrimonios elegantes de la Ciudad de México, es servir una cena internacional con platillos que se debaten en una fusión entre menús franceses y platos italianos, con la carga de mixturas de nuestra cocina criolla, pero en las horas de la madrugada, rompen todas las expectativas para servir un buen plato de pozole o chilaquiles, con su respetiva preparación a base de maíz y chile, que vienen a aumentar las energías de muchas horas de bailes y festejo.

 

Es la prueba más fehaciente de la presencia tan marcada de las especias, los adobes, esos colores y los sabores que caracterizan a nuestra cocina criolla tradicional están dentro de la Alta cocina, como una reunión de todas las sensaciones que México le ha sabido incorporar, a través de la tradición heredada de empalmar los ingredientes indígenas y europeos para mestizar todos los platillos que se preparan actualmente, en los restaurantes de Alta Cocina Mexicana

 

Haciendo que los paladares más exigentes, reciban una buena carga de sensaciones, pidiendo la esencia que han encontraron dentro nuestros platillos en otras latitudes, llevando a los chefs de otros países, a la necesidad imperiosa de incorporar nuestras especias, nuestras técnicas culinarias, nuestros ingredientes y a tratar de emular el arte innata de la señora que echa las tortillas de maíz todos los días en cada cocina de nuestra nación. Y el arte de lograr hacerle redescubrir los sabores de México solo lo encontrara en Restaurante Agaves