logo
Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque.
+387648592568
info@elatedthemes.com
Eighth Avenue 487, New York
Instagram Feed
Search
Entradas
Platos fuertes
Postres
Bebidas

Blog

Cultura Vinícola en México

Introducción 

Maridar un buen vino en una comida. El orden correcto es la clave, desde los más jóvenes antes que los añejos, los vinos más ligeros antes que los más potentes o alcoholizados, los frescos antes que los templados absolutamente a temperatura ambiente y los un poco más secos antes que los dulces.

En cualquier caso, tampoco es una norma tajante, pues esta regla bien se puede romper claro siempre y cuando de una forma muy juiciosa y prudente pue habrá gustos de por medio, en especial al comienzo o final de cada comida. Por ejemplo, un buen vino de Madeira se suele servir para postres y se disfruta plenamente, eso sí, solo si está bien frío puede ser ideal como un buen aperitivo en donde realmente queda muy bien acompañar casi con cualquier bebida, ya sea cerveza, vinos, finos, cava, champagne, ginebra, la regla cumplir al pie de la letra es que se sirva fría.

Disfruta de una comida o bien una suculenta cena acompañada de una buena copa de nuestros vinos de nuestra reserva, carnes, frutos del mar o pastas encuentran la sincronía perfecta de sabores con el mejor vino de tu referencia.

Para saber más acerca de muestra exquisita oferta culinaria, así como también de nuestros excelentes servicios, puede visitar nuestra página web:http://agavesrestaurant.com/.  Para comunicarse puede realizarlo por WhatsApp a través del (477) 763.0095. Estamos abiertos a la atención de nuestra fabulosa clientela, de lunes a miércoles de: 1:00 pm a 12:00 am, de jueves a sábado de 1:00 pm a 12:00 am y los domingos de 1:00 pm a 8: 00 pm.

Cultura Vinícola en México

El vino es una de las bebidas más diversas y sabrosas que existen. Los hay tintos, rosados y blancos. El vino, se nutre de tradición y del trabajo artesanal envuelto en su elaboración; quizás por eso es una de las bebidas predilectas en las más altas esferas del glamour y el poder.

México tiene una historia vitivinícola antiquísima; incluso anterior a la conquista española, pues ya desde tiempos de la época prehispánica los pueblos indígenas utilizaban las vides salvajes para hacer una bebida a las que agregaban otras frutas y miel. Ya durante la conquista y posteriormente durante la colonia los conquistadores y colonizadores españoles veían en el vino un artículo de primera necesidad, pues constituía parte fundamental de su consumo cotidiano; como alimento, como medicina y como reparador de fuerzas.

Esta situación provoco un rápido incremento en la demanda de esta bebida, que se empezaba a comercializar en las tierras recién descubiertas. La elaboración del vino, tal como la conocemos inicio con la llegada de los evangelizadores, los cuales, por cuestiones prácticas y económicas, se dedicaron de inmediato al cultivo de la vid, pues requerían con urgencia de vino para consagrar y poder efectuar sus celebraciones religiosas.

El viñedo de la Nueva España comenzó a extenderse a partir de la ciudad de México, capital del Virreinato, hacia las regiones septentoriales de Querétaro, Guanajuato y San Luis Potosí, posteriormente alcanzando un desarrollo importante en el Valle de Parras, Coahuila y luego Baja California y Sonora.

Una de las regiones reconocidas mundialmente por la calidad de su vid, es la de la península de Baja California, gracias al empeño y tenacidad de los misioneros jesuitas que transformaron los inhóspitos desiertos en zonas de viticultura, el cultivo de la uva acompaño su apostolado misionero. Sus sucesores, los franciscanos, avanzaron hacia lo que ahora es el estado de California, en Estados Unidos de América.

Sin duda, el auge en el consumo de vino en México se dio durante la época de la colonia, no solo por el hecho de que los colonos tenían una cultura de consumo de vino, sino también en parte al hecho de que el gobierno incentivaba la producción  del vino. Por otro lado, es importante señalar que ya desde aquel tiempo se comenzó a practicar el injerto de la Vitis vinífera en cepas autóctonas, mediante métodos pioneros, pues esto no se hacía en ninguna otra parte del mundo.

Es así que México posee una ancestral cultura del vino, es pionero en todo el continente americano en la elaboración y producción de vino; sin embargo, su industria vitivinícola no se desarrolló como lo han hecho otras, por ejemplo el tequila.

Hoy en día el vino en México vuelve a tomar el auge que una vez tuvo en el país. La industria vitivinícola en un esfuerzo por sobrevivir a la globalización, crea nuevos vinos capaces de competir con los mejores de Europa, California, Sudamérica y Australia por lo que la mayor parte de su producción se dedica a la exportación; lo cual ha logrado con gran éxito debido a los altos estándares de calidad de sus productos.

El vino mexicano ha sido una avalancha de galardones internacionales, conversaciones entre expertos y buenas noticias, pero más allá de eso se ha vuelto esencial para la economía del país. Además de Baja California y el famoso Valle de Guadalupe, en la actualidad en  México existen 14 estados productores, en los cuales se cultivan 18 variedades de uva en estados como Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Querétaro, Puebla, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas.

La industria vitivinícola genera empleos para 500 mil jornaleros, lo que la convierte en la segunda fuente de empleo en el sector agrícola después de la hortofrutícola. En los campos se cultivan 37,000 hectáreas que producen casi medio millón de toneladas de todas las vocaciones: uva de mesa, uva pasa, uva para jugos y concentrados, uva para vino y uva para brandy. De esta cantidad, el 12,5% se utiliza para la elaboración de vinos.

En el país se producen 2.5 millones de cajas, cifra que va en ascenso, pues la calidad ha sido reconocida con 1500 medallas hasta el momento; destacando los premios del año 2020 como Mejor Cabernet del Mundo a Bodegas Don Leo, en el Concurso International des Cabernets 2020.

El Vino y las Plataformas Digitales

Muy a pesar de todos los retos que ha implicado la pandemia para todas las industrias, es fundamental decir que los productores y asociaciones de vino encontraron en los canales de venta digital una nueva forma para llegar al consumidor nacional.

El vino se ha transformado y ahora está visible en todas las redes sociales, ahora se pueden ver hasta: catas gratuitas, asesoría de sommeliers y servicios de entrega a domicilio por parte de las bodegas.

Cuando se trata de la degustación de un platillo, entre un millón de opciones, los vinos como parte de esta cultura de consumo en México, crecen en respuesta a la creciente demanda del sector, esta educación vinícola le agrega un especial valor a la buena mesa y a ese paladar cada vez más exigente, en una gastronomía caracterizada por el sabor de esta tierra en cada propuesta de arte culinario.

Para saber más acerca de muestra exquisita oferta culinaria, así como también de nuestros excelentes servicios, puede visitar nuestra página web:http://agavesrestaurant.com/.  Para comunicarse puede realizarlo por WhatsApp a través del (477) 763.0095. Estamos abiertos a la atención de nuestra fabulosa clientela, de lunes a miércoles de: 1:00 pm a 12:00 am, de jueves a sábado de 1:00 pm a 12:00 am y los domingos de 1:00 pm a 8: 00 pm.

Leave a Comment