logo
Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque.
+387648592568
info@elatedthemes.com
Eighth Avenue 487, New York
Instagram Feed
Search
Entradas
Platos fuertes
Postres
Bebidas

Blog

La Historia del Gusano de Agave

El mezcal y el tequila se han asociado durante mucho tiempo con un “Gusano” o “Mezcal con Gusano”. Hay mitos que persisten de que todo el tequila y el mezcal se elaboran con un gusano al final, y hay otros mitos de que ningún destilador de agave usa el gusano, aunque la botella de Mezcal dice “con Gusano” o sin gusano.

Más bien, el gusano de agave sigue siendo una de las adiciones incomprendidas a los licores a base de agave azul en el mercado y es una pregunta que muchos, si no la mayoría de los bartenders, todavía no entienden hasta el día de hoy.

El Gusano del Agave: “Chinicuil” y “Meocuiles”

Hay dos tipos de gusanos que infestan el agave y se utilizan en el mezcal. Los primeros, son los gusanos de maguey blanco, conocidos como Meocuiles. Estas son orugas de una mariposa, como se mencionó al principio, y no solo depositan sus huevos en las hojas del agave, sino que las orugas viven de la carne circundante y las hojas de la planta. Si tienen mucha hambre y hay muchos, pueden comer tanto que la planta en sí, puede que  no sea más que una cáscara vacía.

El segundo gusano que infesta el agave es el Chinicuil o gusano del maguey rojo. Es una larva de polilla y otro parásito de larga data de la planta de agave azul. El Chinicuil infesta las raíces de la fruta y vive dentro de ella, comiendo y reproduciéndose durante los años venideros. La infestación puede volverse tan mala a veces, que puede existir una gran masa de gusanos dentro de una sola planta tan pronto como se abre y se expone.

El Chinicuil también se considera un manjar en México, se dice que su sabor es superior a los meocuiles y se come regularmente frito u horneado en una gran cantidad de platos: ya sea pizza, tacos o hamburguesas. La aparición de ambos gusanos y su proximidad al agave los ha convertido en sinónimo de mezcal.

Donde Encontrarlos

Desde tiempos prehistóricos, la gente de México ha estado destilando licores de la planta de agave, que requiere cosechar la savia. Comenzando con los aztecas, los insectos se encontraron abriendo las hojas centrales de la planta. Antes de la década de 1950, la principal razón para el consumo del gusano del agave era la comida, como fuente de alto contenido de grasas y por razones medicinales.

Tradicionalmente, se encuentran en las tierras altas de México, en la región central donde es mayoritariamente árida y también se encuentra en el sur de Texas. Las larvas más jóvenes, son de color rojizo pálido y solo se vuelven de un rojo más oscuro al madurar. Se alimentan de las hojas de la planta de agave y, cuando no se les molesta, se convierten en polillas adultas.

Cómo Consumirlo

En la amplia riqueza de la cultura mexicana, aunque las larvas son solo uno de los tipos de orugas que se colocan en el mezcal, también se consumen de muchas otras formas. Estas larvas asadas de Hypopta Agavis, que es el otro nombre científico, para los  Chinicuiles, son ampliamente utilizadas en la cocina tradicional mexicana, así como en la española, el gusano rojo se asa y se sirve en una fuente llena y se consume como plato principal y es una parte integral de la dieta en México.

El gusano del agave o gusano del maguey, también se usa para hacer la popular sal que se agrega alrededor del borde del trago llamado margarita y se vende en bolsas para el consumo. También se ha comenzado a utilizar como ingrediente popular en platos como tostadas, fajitas y como cualquier sustituto de proteínas.

Cuando se piensa en un taco, probablemente el ingrediente mínimo que se quiera es un gusano. Pero los gusanos de maguey es uno de los sabores y texturas más exquisitos de la cocina mexicana. Tienen un sabor salado y una consistencia crujiente. Solo hay que agregar un poco de guacamole y una buena salsa picante, y los resultados serán deliciosos.

Beneficios Para la Salud

El gusano de maguey,  se considera un gran suplemento dietético para mujeres embarazadas, niños y cualquier otra persona que se centre en mejorar la salud. Se crea o no, antes de que el gusano se convierta en polilla, su estado de larva ofrece un alto recuento de proteínas y hierro. Tampoco sabe mal, contrariamente a su apariencia de gusano rojo, blando y regordete. Es seguro para comer y es rico en proteínas.

Para saber más acerca de muestra exquisita oferta culinaria, así como también de nuestros servicios, puede visitar nuestra página web:http://agavesrestaurant.com/.  Para comunicarse puede realizarlo por WhatsApp a través del (477) 763.0095. Estamos abiertos de lunes a miércoles de: 1:00 pm a 12:00 am, de jueves a sábado de 1:00 pm a 12:00 am y los Domingos de 1:00 pm a 8: 00 pm.

 

 

Leave a Comment